Anuncios
Ticker de noticias

El lado oscuro del cáncer

Sé que todos van a opinar que el cáncer no tiene ningún lado iluminado, pero hay momentos que la oscuridad es muy grande, y ojo que recién empiezo a pelearme con él.

A pesar que en noviembre mi mamografía no presentaba nada para preocuparme, algo en mi interior me decía que me esperaba un 2017 en el que las lágrimas rodarían sin parar y que no las detendrían estruendosas y musicales risas. Me fui de vacaciones en enero pensando “ahora disfruto estos días, a mi regreso empezaré a preocuparme”, y así fue. Por esa razón, siempre digo que sin aturdirse con los ruidos externos, es importante escucharse uno mismo, a pesar de que necesitamos de los médicos, nosotros sabemos siempre lo que nos ataca, solo debemos escucharnos y transmitir nuestras sensaciones a un buen profesional que en vez de juzgarnos nos escuche.

A mi regreso de mis hermosas vacaciones en el sur de Argentina, pedí un turno con mi ginecólogo: las vacaciones no me permitieron olvidarme de mi preocupación, ya que tuve permanentemente un dolor punzante en mi  mama derecha, fui a mi ginecólogo y me dijo: “quédese tranquila que el cáncer no duele”, puede ser que no duela, pero en mi caso personal, era el grito de mi cuerpo que me estaba señalando exactamente donde estaba mi problema.

El cáncer no duele… ¿será así?

Probablemente tengan razón todos los profesionales que dicen eso, ya que no solo mi médico me recitó la frase, varios médicos me dijeron lo mismo, y digo “probablemente”, ya que en ciencia sabemos que no siempre dos más dos es cuatro, en algún momento se descubre algo que pueda llegar a la conclusión de que el cáncer duele. La realidad es que si no hubiera sentido esos dolores punzantes que me llevaban a darme vueltas en la cama sin encontrar posición para dormir, no hubiera acelerado mi consulta al médico, y en medicina el tiempo es mucho más que dinero, es vida.

¿Cáncer de mamas? Hoy nadie se muere de eso… ¿será así?

No es así, en el mundo se siguen muriendo muchas mujeres por cáncer de mamas. Al preguntarle a mi médico por qué pasaba eso hoy, me explicó que las mujeres que no se controlan pueden morir por cáncer de mamas, ya que si bien en general es un cáncer con buen pronóstico, siempre depende del estadío en que lo encuentren, por eso, la mejor defensa contra el cáncer sigue siendo la prevención.

Después de la cirugía de mamas enseguida podés hacer tu vida normal… ¡mentira!

Hoy se intenta hacer cirugía con conservación de seno, que es la que me practicaron. Lo que nadie te dice, es que si tenés mamas grandes, el posoperatorio es muy molesto y complicado, las vendas, fajas y todo te ocasiona muchas molestias.

El cáncer de mamas es un fantasma al que muchas le tenemos miedo. Cuando me enfermé, me enteré de varias mujeres que lo sufren y callan. Esas mujeres te cuentan como lo vienen pasando, la realidad es que todas intentamos tapar nuestra angustia con el deseo de estar bien, entonces hay cosas que no te cuentan.

Al extraerte ganglios linfáticos, luego de la operación, se complica la movilidad del brazo y la mano del lado del que fuiste operada. Es transitorio según me dicen, aún no puedo afirmarlo ya que hace 20 días que fui operada y aún mi dedo pulgar, índice y medio tienen muy poca movilidad, permanente hormigueo y no los puedo rozar con nada. Tengo dolores punzantes que parecen shocks eléctricos. Además sufro un fuerte dolor desde el codo hasta la mano, me dejan dormir muy poco, No hay analgésico que lo calme, por lo que sospecho que en la cirugía me han tocado el nervio radial. Se recupera, pero son meses para lograr volver a tener una vida relativamente normal. Hay momentos que lloro de los dolores, estoy aprendiendo a usar mi mano izquierda, de hecho ahora estoy escribiendo con la izquierda y los dedos anular y meñique de la derecha, la verdad es que uno desarrolla habilidades que no creía tener, pero es complicado. Hay cosas que no puedo hacer, cocinar, firmar cualquier cosa sea un voucher de tarjeta de crédito o una nota para el colegio de mi hijo, incluso me duele el roce del agua cuando lavo mis manos.

Estas cosas nadie te las cuenta, porque cuando mencionás ésto te encontrás con que mucha gente te dice que tuvo lo mismo.

No poder utilizar tu brazo y tu mano, es una de las aristas del lado oscuro del cáncer.

Festival del estudios y exámenes

Mi ginecólogo me está ordenando muchos estudios para comenzar mi terapia oncológica, porque aunque lo escribo es muy triste escuchar la primera vez “desde ahora usted es paciente oncológica”.

Cada vez que me someto a un estudio, el fantasma de que algo me van a encontrar, está ahí, y es muy angustiante.

Ayer me hicieron una ecografía abdominal, apenas pone el traductor la médica me dice: “tenés un quiste en el hígado, pero ya lo sabías ¿no?” la realidad es que no lo sabía, y aunque me diga “no es nada, olvidate”, ¿cómo me voy a olvidar siendo una paciente oncológica?

Mañana me entregan el informe de Anatomía Patológica de todo lo que me extirparon en la cirugía. Si bien sé que voy a radioterapia, ese informe va a determinar si además voy a quimioterapia. Ni se pregunten las horas de angustia que vivo.

Por eso, a pesar de que empezó mi calvario hace apenas dos meses entre punción, diagnóstico, cirugía etc. hay que saber que dentro de la esperanza de seguir viviendo, el lado oscuro del cáncer me encuentra en cada esquina de la vida.

 

Anuncios
Acerca de Pat Sierra (28 Artículos)
Periodista, guionista conductora de Radio y TV y bloguera. Coeditora de "Se Dice Ciencia". Realizó su carrera en radio, televisión y gráfica. Se destaca su paso por América Noticias, Crónica TV, y los ciclos propios “Para quererte mejor” en cable y “Cóncavo y Convexo” en radio, entre otros. Sus guiones “El conventillo de los sueños” y “Domador de Tormentas” han sido galardonados por Argentores, así como su monólogo “Deprimida en la peluquería” que está incluido en el libro “La cocina de los dramaturgos”. Su blog “Patricia Sierra… ¿sólo sueños o mi propia realidad?” está en la web desde 2007. Periodista Científica egresada del Instituto Leloir promoción 2014
A %d blogueros les gusta esto: